Este espacio fue creado para denunciar todos los actos de corrupcion, prepotencia y abuso del poder que se han denunciado en el Centro de Educación Continua, Unidad Allende, del Instituto Politécnico Nacional.

martes, 8 de junio de 2010

Corrupción, Prepotencia y Abuso de Poder al Servicio de la Patria


Durante la administración del Lic. Ramiro Eliel Aguirre Garín, en el centro de educación continua Unidad Allende (CEC Allende), del INSTITUTTO POLITECNICO NACIONAL sucedieron varias irregularidades, muchas de estas cometidas por el mismo director y los funcionarios designados por él mismo, como la M. en C. Martha López Díaz de León, el C.P. Roberto Salvador Arredondo Martínez, y el Ing. Jorge Rubén Vázquez del Rio entre las cuales se pueden mencionar:
Acoso sexual y laboral, y al no poder conseguir los favores sexuales que deseaban recurrieron al acoso laboral, al asignar actividades en demasía y muchas veces sin que la persona estuviera capacitada para dichas actividades. Intentaron coartar el derecho de trabajar en otro sitio, la M. en C. Martha López Díaz de León acoso laboralmente y humillo a una compañera simplemente por el hecho de estar embarazada, el C.P. Roberto Salvador Arredondo Martínez se hacía llamar  subdirector cuando le convenía cuando su cargo era de administrador, cabe mencionar que varias compañeras fueron acosadas sexualmente por este cerdo libidinoso asqueroso.
Desvió de fondos, los funcionarios M. en C. Martha López Díaz de León, el C.P. Roberto Salvador Arredondo Martínez, y el Ing. Jorge Rubén Vázquez del Rio, ocultaron y desaparecieron información que es del dominio público y evitaron que la población del IPN tuviera acceso a esta, a pesar de que existían documentos firmados por M. en C. Martha López Díaz de León, en los cuales se hace constar que la M. en C. Martha López Díaz de León, recibió dicha información y cuando se le cuestionó sobre esta, simplemente con su cara de estúpida decía “no sé”
Un ejemplo más claro de la corrupción que se vive en el CEC Allende, es que en 2009 el Director Ramiro Eliel Aguirre Garín, “se arreglo” con personal del Senado de la República, para facilitarle las instalaciones del centro a una empresa privada y proporcionar  la capacitación en computo, sin informar a las autoridades superiores, contraponiéndose a las actividades de capacitación que el CEC tiene como encomienda, ya que este centro pudo dar esa capacitación sin inconvenientes y generar esos recursos para el propio centro y no para el bolsillo de “Ramiro y sus arrodillados”.  Además de que se despilfarro el dinero en renta de equipo de cómputo para los cursos ya que con el pretexto de cubrir los cursos, se rento equipo costando más de $70,000 pesos por sala, cuando las cotizaciones de este tipo no exceden de $25,000.
Los “servidores públicos”, M. en C. Martha López Díaz de León y C.P. Roberto Salvador ArredondoMartínez, aprovechándose de su “autoridad” en el CEC Allende, cometieron actos de corrupción en repetidas ocasiones, ya que en materia de capacitación, condicionaban la asignación de cursos a los profesores, a cambio de que les entregaran un porcentaje del pago que recibirían, inflando los pagos de los profesores para cubrir estos gastos en conjunto con el depto. De servicios administrativos, Martha López Díaz de León, contrato como coordinadora académica a la "profesora" Lilian Maritza (extranjera y que no pertenece al IPN) para atender cursos y diplomados de CFE, bajo un sueldo estratosférico (equivalente a 3 veces más que un jefe de departamento claro para poder pagar la comisión rigurosa a Martha López Díaz de León y el Director Ramiro Eliel Aguirre Garín), y que además solo se presentaba 2 veces a la semana en las sesiones del Diplomado, no conforme con esto, Lilian Maritza, tenía el descaro de llevar a su hijo a que le ayudara con “tanto trabajo” y  el chamaquito nalgas miadas, que ni contrato tenia, se tomaba las atribuciones de jefe exigiendo tratos especiales.
Pero eso no es lo más grave, el “aparente” contador Roberto Salvador Arredondo Martínez en complicidad con el Director Ramiro Eliel Aguirre Garín, realizaron operaciones fraudulentas referentes a los trabajos de infraestructura del inmueble, ya que inventaron trabajos que nunca se hicieron y sin embargo se facturaron, inflaron los costos de los mismos  además de que trabajaron con una sola empresa para los trabajos “grandes” (en cuanto a dinero) y esta misma les entrego cotizaciones apócrifas para justificar la adjudicación de los trabajos. Como por ejemplo se colocó piso de adoquín en los patios del centro cuando no se requería, arruinaron el jardín ecológico del centro; colocando piso que nunca quedo bien, destruyendo un jardín emblemático para las generaciones doradas y la historia de la ESIME y el IPN.
Este individuo fiel siervo de la administración del Director Ramiro Eliel Aguirre Garín, también se puso de rodillas y por una compensación económica; maltrata, insulta, amenaza e intimida al personal de limpieza de este centro que en su mayoría son personas de la tercera edad y en conjunto con el C.P. Roberto Salvador Arredondo Martínez realizaron mantenimientos y reparaciones fantasmas, gastando sin freno  el dinero tanto de recursos federales como de auto generados, ya que su trabajo ordinario lo viene realizando un trabajador particular de nombre “Leonardo” contratado por el Roberto Salvador Arredondo Martínez, en contubernio y recomendado por el encargado de la pagaduría del centro José Luis Gordillo Rodríguez, otro animal al que también le tocaba su mochada además del pago de su  compensación económica por la que también adquirió sus “rodilleras”; este animal al que se le subió el poder (por su poca estatura), en repetidas ocasiones grita, maltrata, amenaza y participa en actos que amedrentan al personal del centro, favoreciendo a sus compañeros, al grado de mejorar sus plazas por medio de actos ilícitos y negando prestaciones a los demás.
Amedrentamiento de las personas que laboran y laboraron en ese centro; el “encargado” de servicios generales, un ex militar desertor de nombre Simeón Borjas Chávez, ex jefe de seguridad del corrupto ex Director del IPN, Miguel Ángel Correa Jassó; se refugió en el CEC Allende, porque en su gestión autorizó el pago a la Policía Auxiliar (con recursos federales del IPN) de elementos de seguridad fantasmas  los cuales nunca prestaron servicios para el Instituto por todo lo que duro su gestión, proceso legal que aun continua, además del proceso que enfrenta ante el ejército mexicano por desertar.  Este ex militar desertor Simeón Borjas obligo a dos personas de la tercera edad a limpiar unas ventanas que se encuentran a 4 metros de altura, trabajos para los que no están contratados estas personas y lamentablemente esta señora sufrió fractura de cráneo y perdió la vida, este hecho fue manejado “hábilmente” por el Director Ramiro Eliel Aguirre Garín, ya que tuvo el descaro de informar a su superior, la Directora de Educación Continua del IPN, M. en C. Deli Carolina Urbano Sánchez (quien hasta el momento no ha hecho nada), que se encargó de este percance a la M. en C. Martha López Díaz de León, que estaba en guardia, ¡MENTIRA!, ningún funcionario se encontraba en el Centro de Educación Continua., además de que el ex militar Simeón Borjas en conjunto con el Supervisor de limpieza Juan Chapa amedrentaron al personal de limpieza, diciéndoles que “lo mejor era quedarse callados, para conservar su empleo”.   (Hazme el chingado Favor, Que poca madre, como no son de su familia…).
Este individuo fiel siervo de la administración del Director Ramiro Eliel Aguirre Garín, también se puso de rodillas y por una compensación económica; maltrata, insulta, amenaza e intimida al personal de limpieza de este centro que en su mayoría son personas de la tercera edad y en conjunto con el C.P. Roberto Salvador Arredondo Martínez realizaron mantenimientos y reparaciones fantasmas, gastando sin freno  el dinero tanto de recursos federales como de auto generados, ya que su trabajo ordinario lo viene realizando un trabajador particular de nombre “Leonardo” contratado por el Roberto Salvador Arredondo Martínez, en contubernio y recomendado por el encargado de la pagaduría del centro José Luis Gordillo Rodríguez, otro animal al que también le tocaba su mochada además del pago de su  compensación económica por la que también adquirió sus “rodilleras”; este animal al que se le subió el poder (no solo por por su poca estatura), en repetidas ocasiones grita, maltrata, amenaza y participa en actos que amedrentan al personal del centro, favoreciendo a sus compañeros, al grado de mejorar sus plazas por medio de actos ilícitos y negando prestaciones a los demás.
En particular, se hizo notar la prepotencia, los malos tratos y el egocentrismo del Ing. Jorge Rubén Vázquez del Rio, que pesar de haber recibido malos tratos por parte del “Administrador” C.P. Roberto Salvador Arredondo Martínez.  En cuanto le comunicaron que si “cooperaba”, seria Jefe del Departamento de Informática y Telecomunicaciones, no dudo en ponerse de rodillas y a sus órdenes incondicionalmente para  unirse al grupo de “Ramiro y sus arrodillados”.
El Ing. Jorge Rubén Vázquez del Rio es una persona, si así se le puede llamar a este malnacido, que es prepotente y abusa del “poder” que le fue conferido.  A base de gritos, malos tratos y humillaciones trata a los subordinados y lo peor es que fue solapado por las autoridades como la M. en C. Martha López Díaz de León, el C.P.Roberto Arredondo Martínez y el Lic. Ramiro Eliel Aguirre Garín, ya que cuando el personal en cuestión solicitaba el apoyo de estas “autoridades” estos “servidores públicos” simplemente ignoraban la petición y en casos más graves, hubo privación de la libertad al encerrar a compañeras y a comentarles que “era mejor que cooperaran con el director”.
Además este “individuo” acoso sexualmente a varias trabajadoras del CEC Allende y algunas más que tuvieron la desgracia de pasar por ahí, haciéndoles proposiciones indecorosas creyéndose todo un don Juan, algunas trabajadoras de este Centro, al mandarlo a donde se merece, comenzaron a sufrir tareas impropias para ellas, un excedente de labores, restricción de los tiempos de comida, prohibiciones de estar físicamente en algún lugar, e incluso llego a prohibir a una persona a que no fuera más de dos veces al sanitario.
En una ocasión arrollo a un señor a las puertas de este Centro de Educación Continua que iba con sus hijos en una motocicleta, a pesar de que con su auto golpeo la llanta de atrás de la motocicleta, provocando que tanto el señor como sus hijos salieran disparados hacia el asfalto, no le importó que las personas resultaran heridas, ya que no se bajo de su auto, ni siquiera a ver en estado se encontraban las personas que había arrollado incluso se molesto cuando alguien le sugirió que llamará a su compañía de seguro, lo cual no hizo, y mucho menos se molestó en ofrecer una disculpa, simplemente se dirigió a su lugar de estacionamiento y espero 10 minutos antes de dirigirse a su oficina como si nada.
Además utiliza los recursos de equipo e infraestructura del IPN en su beneficio y el de su benefactor el ex director Ramiro Eliel Aguirre Garín, ya que en repetidas ocasiones, utilizo la videograbadora del Centro para grabar eventos políticos de él y para el perro (porque es perredista además) del Director, sacando dicho equipo de las instalaciones sin autorización ni reporte, (con qué facilidad saca equipo de las instalaciones del centro en su auto) y después grabándolo con recursos de computo del centro, para posteriormente entregarle una copia.
Este estúpido, además de ser acomplejado, cuadrado que no acepta que las cosas se pueden hacer de otra forma, solo como su pendeja razón lo dice, se siente con el suficiente poder para lastimar y amedrentar al personal a su cargo, ya que su educación es nula, pues no muestra el mínimo respeto grita y ordena de forma despectiva, pero que se puede esperar de un animal acomplejado (por su vida frustrada) que no convive con las personas simplemente porque es insoportable e insufrible y que su cargo se debe a que se arrodillo cual vil basura para obtenerlo, ya que con su corta experiencia de no más de 5 años, solo conoce del IPN el CEC Allende, y por eso comete estupideces y negligencias al por mayor,  además se siente amenazado por personal más capacitado que podría  ocupar su puesto, por lo que se conduce cual arrastrado con la nueva Administración del CEC Allende para conservar su hueso.
Se han hecho las denuncias correspondientes y también algunas personas que no se dejaron amedrentar, realizaron las quejas a los niveles competentes.  Sin embargo, todas estas atrocidades por parte de estos seudo “servidores públicos” siguen sin sancionarse y es por este motivo que se recurre a ALZAR LA VOZ, en nombre de toda la gente que ha sido abusada y a dar a conocer las fechorías que estos bastardos malnacidos han cometido y evitar que en un futuro las vuelvan a cometer.  Estamos en el país de no pasa nada y haz lo que se te hinche la chingada gana, pero ¡YA BASTA!, existen personas que a las que les interesa el país y se esfuerzan día a día para poner su granito de arena; pero simplemente encontrarse con este tipo de “animales” en el camino es lo que hacen que toda la sociedad se siga denigrando.

Recuerden bien sus nombres
"Lic." Ramiro Eliel Aguirre Garín ladron,  corrupto y acosador sexual y extorsionador
"M. en C." Martha López Díaz de León  ladrona y corrupta y extorsionadora.
"Ing." Jorge Rubén Vázquez del Rio, ladron,  corrupto y acosador sexual.
"C.P." Roberto Salvador Arredondo, ladron y corrupto y acosador sexual y extorsionador.

Y las fotos para que los identifiquen muy bien

Muro de la vergüenza y la asquerosidad
Lic. Ramiro Eliel Aguirre Garín, ladron y corrupto
M. en C, Martha López Díaz de León, ladrona y corrupta
Ing. Jorge Rubén Vázquez del Rio, ladron y corrupto
C.P. Roberto Salvador Arredondo, ladron y corrupto


Seguidores

Datos personales

!Denuncia¡ si no alzas a voz, !nada pasa¡